Benítez-Piaya

Declaración de incapacidad

El proceso de incapacitación judicial civil es la fórmula prevista en la legislación para velar por la persona y el patrimonio de los presuntos incapaces. Al final del procedimiento se dará lugar a la constitución de la tutela (cuando queda acreditada una limitación de la persona para regir su capacidad y administrar sus bienes), y a la constitución de la curatela (en relación con aquellas personas que sólo requieren un complemento de su capacidad en el marco patrimonial).

Esta declaración de incapacidad puede solicitarla la propia persona afectada; los ascendientes, descendientes y hermanos, y también el cónyuge o pareja de hecho.